Artículo

Lo que nadie habla del Embarazo

Hola, quiero hablarte de mi experiencia sobre el embarazo, cosas de las cuales nadie te advierte que pueden pasar (las cosas feas de la que casi nadie habla).

Aparte de las náuseas, dolores de cabeza, espalda y otros males que todos sabemos hay algo de lo que nadie comenta y que muchas mujeres callamos; callamos por miedo a la sociedad por vergüenza por la familia por el qué dirán los amigos, y es de cómo cambia tu vida de pareja durante embarazo.

Es el estado más hermoso que Dios nos puede regalar a pesar de muchas dolencias.
Quiero expresar que mi embarazo no fue fácil, no porque me enfermé, sino porque mi matrimonio llegó a un límite que pensé que jamás volvería a ser un matrimonio.

Todo comenzó con que yo no quería, o más bien no podía tener relaciones sexuales con mi pareja, y sí, aquí comenzó todo, esto cambió todo hasta el punto de pensar en que no quería mi vida por la depresión en la que caí.

Mi cuerpo que antes era de figura de modelo ya no estaba, mi ropa la cual amaba ya no me la podía poner, no podía comer mis comidas favoritas, hacer mis ejercicios, cambios hormonales, cambios repentinos de humor (a veces no muy agradables).
En fin, tu vida te cambia del cielo a la tierra hasta el punto de que por no ser la esposa de antes mi pareja buscó otra, sí, otra que no tenía todos estos cambios bruscos y no tenía un humor loco.

Ahí pensé que todo había acabado para mí, lloraba, tenía contracciones desde los 8 meses por todo el peso que tenía tanto en mi nuevo cuerpo como en mi corazón.

Pedí perdón a Dios en muchas ocasiones, porque la verdad es que llegué a un punto donde pensé no querer nada de la maravillosa vida que es ser madre y esto afectó hasta mi vida espiritual.
No es fácil, se pueden pasar situaciones horribles que nadie habla, que no expresamos por miedo a la sociedad, el qué dirá mi pastor, mi hermano de la iglesia, por vergüenza.

Después de un largo tiempo de intentar recuperar mi esposo, ir a la iglesia, ver el arrepentimiento de mi pareja intentamos seguir juntos y quiero decir que no es fácil porque ya no soy la misma, aunque muchas parejas pasan por estas situaciones, no es fácil porque las heridas del corazón son reales y no sanan rápido.

En fin, nadie habla de esto y quiero que tod@s sepan que no es un estado fácil pero que, con compresión, amor, y sobre todo con Dios en nuestros corazones podemos cambiar de corazón y seguir hacia adelante.
Les dejo con este verso.

Colosenses 3:13

Sopórtense unos a otros, y perdónense si alguno tiene una queja contra otro.

Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes.

¡Saludos!

236 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail